Whisky: el sabor de lo exquisito.

Whisky: el sabor de lo exquisito.

Ha llegado el momento, apoyado en mi envejecida butaca de cuero, con el silencio digno del atardecer y el honor en mi mano, os propongo un recorrido por la bebida más exquisita que conozco.

Como devoto del whisky debo admitir que desconocía la historia detrás de ese sabor que reconcilia las penas del alma. Cual fue mi sorpresa cuando descubrí que el nombre de whisky, en gaélico Uisge Beatha, significa “agua de vida”. En realidad, es de una lógica aplastante. Para mí, beberlo va ligado a la relajación del alma de los más afligidos, una especie de reanimante mágico para renacer. Y es la historia la que nos confirma esto: el primer registro del destilado de cebada y centeno se remonta a los Celtas, donde este brebaje era considerado como un regalo divino, que “revivía” a los muertos y calentaba el alma y los cuerpos durante los fríos inviernos.

whisky

Gracias a sus propiedades como antídoto contra la pena, el whisky era tomando principalmente en funerales pero, con el tiempo, el beber y el brindar por los seres queridos, fue transformando el acto de beber en un brindis de alegría. La primera gran producción de whisky se obtuvo en Escocia el año 1494, cuando el fraile Juan Cor logró un volumen aproximado de 1400 litros del preciado néctar, aumentado así la moda por disfrutar el sabor y aroma de nuestro deleite de bebida.

Posteriormente, los escoceses comenzaron a mezclar whisky de malta con whisky de grano, obteniendo, así, distintos tipos de whisky blended y single malt para su mayor comercialización. Debido a ello, los distintos tipos de whisky se identifican por la zona en la que es elaborado y su tipo de proceso de elaboración: Whisky de malta, de grano, blended, americano o Bourbon, etc. 

Y, os preguntaréis, ¿cuál es el favorito del sibarita de Roderic? Siento defraudaros, no puedo elegir uno, o mejor, no quiero hacerlo. En la variedad está el gusto, dicen, y esto es aplicable en todas las facetas de nuestra corta e intensa vida. Lo que sí os proporcionaré es mi particular guía de whiskys para satisfacer los placeres más aromáticos.

Cómo elegir el mejor whisky single malt

Coronado como el whisky escocés más puro, elaborados en una sola destilería, el whisky single malt destaca por encima de todos.  Los estilos y caracteres del whisky escocés son muchos y han sido divididos según su zona de procedencia, y gracias al flavour map (mapa de sabor), se definen los principios organolépticos básicos. Yo, que sigo siendo un amateur en esto del placer, me dejo llevar por cada uno de los cuatro estilos existentes:

Whisky Light

Este es el estilo al que yo le llamo primaveral, con un aroma a hierba, a veces frutal, que recuerda a una infancia de inocencia lejanía. Un sorbo para el recuerdo.

Whisky Rich

Uno de esos tragos donde la madera es la protagonista absoluta, junto a los aromas de roble, vainilla o nueces. Una auténtica explosicón de sabores en tu paladar.

Whisky Smoky

Perfecto para las almas más turbadas, su textura oleosa ahumada es solo apta para los más aventureros. Si eres un tipo curioso, ésta será una hazaña propia de caballeros más osados.

Whisky Delicate

El whisky para los principiantes: si te inicias en los single malt, en búsqueda de los aromas más suaves y frescos, ésta será tu mejor elección.

 

Amantes del clasicismo, el lujo y placer, aquí os destaco algunos de los Whiskys más emblemáticos, para que os animéis a sentaros en vuestra butaca, abráis vuestros sentidos y os toméis ese merecido descanso:

Suscribete a nuestra newsletter

Obtener promociones y descuentos, sólo para nuestros suscriptores.

¡Gracias! Te hemos mandado un email para que confirmes tu suscripción,
   Llamar      WhatsApp