Las claves del Squirting

Las claves del Squirting

Mucho se ha hablado de la eyaculación masculina, pero ¿qué sabemos de la eyaculación femenina?

El inglés nos da el vocablo squirt (expulsar líquido) para definir el proceso de eyacular en las mujeres convirtiendo el fenómeno en el cada vez más popular squirting.

El proceso consiste en que, justo antes o en el momento del orgasmo femenino, se expulsa un líquido en pequeñas (o grandes) cantidades. Las glándulas de Skene, ubicadas a cada lado de la uretra, son las encargadas de la expulsión de este líquido. Se puede llegar a perder hasta unos 50 ml de un líquido insípido, inodoro e incoloro.  Dichas glándulas suelen ser equiparadas a la próstata masculina.

orgasmo-youtube.jpg

Durante el período pre-orgásmico y orgásmico, la mujer se distingue por dos tipos de eyaculación:

  • Una eyaculación débil, la más desapercibida, que se forma de una pequeña cantidad de líquido traslúcido blanquecino. Es la más común entre la sociedad.
  • El Squirting, que es una gran una expulsión en chorro de grandes cantidades de líquido eyaculatorio.

Este segundo término siempre suscita debates sobre la posibilidad de alcanzar tales cantidades de líquido en todas las mujeres, por lo que solo nos queda preguntarnos…

¿Cuáles son claves del squirting?

Sigue siendo un misterio el fenómeno de la eyaculación a chorro pero el conocimiento de nuestra anatomía, la liberación sexual y la comodidad con nuestra pareja son factores claves para conseguir tener los mejores orgasmos de nuestra vida.

  • Excitación máxima: besos, caricias, preliminares, fantasías,… todo vale para crear el mejor ambiente para liberar los deseos más ocultos.
  • Relajación: si la mente está relajada, sin tapujos y abierta a nuevas experiencias, nuestro cuerpo estará dispuesto a todo.
  • Lubricacion:  dependerá del cuerpo femenino en cuestión, pero un buen lubricante facilitará el placer.
  • Estimulación del clítoris: muchas mujeres obtienen más placer a partir de esta técnica que en la penetración, por lo que una correcta estimulación aumentará el placer y quizá, la consecución de nuestro objetivo.
  • Zona G: presionar a distintas velocidades y de forma intermitente esta zona alrededor del clítoris induciremos el líquido eyaculatorio, puesto que activaremos las mencionadas glándulas de skene. Una vez el punto G se sienta hinchado, la estimulación debe crecer en velocidad e intensidad para lograr el anhelado orgasmo.
  • Penetración: cuando sea el momento, la introducción de los dedos o consoladores estimulará el cuerpo femenino.
  • Lubricacion:  dependerá del cuerpo femenino en cuestión, pero un buen lubricante facilitará el placer.

noticia-sexualidad

Gemidos, lloros, gritos,… nada comparable con la sensación del orgasmo. ¡Libérate y consigue experimentar esa sensación!

¿Te atreves? Nuestra reina del squirting te está esperando…

Suscribete a nuestra newsletter

Obtener promociones y descuentos, sólo para nuestros suscriptores.

¡Gracias! Te hemos mandado un email para que confirmes tu suscripción,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR