Entrevista con Roser- Una escort de lujo de Barcelona

Entrevista con Roser- Una escort de lujo de Barcelona
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on Pinterest

Entrevista con Roser una escort de lujo de Barcelona

Eulàlia Roig: ¿Hola Roser, por qué decidiste colaborar con mi agencia de escorts de lujo en Barcelona ?
Roser: Creo que trabajar como escort de lujo es una forma cómoda de compaginar mi vida privada con la erótico-festiva y garantizar mi satisfacción sexual y económica. ¿Se puede pedir más?

Eulàlia Roig: ¿Qué puedes destacar de ti? ¿Qué puedes ofrecer que no ofrezcan las demás escorts de lujo?
Roser: Sinceramente las comparaciones son odiosas. ¿Es mejor una rosa que una orquídea?
De todas maneras, si tuviese que destacar algo de mi sería mi humanidad, humildad, humedad…. Ja, ja, ja, sobre todo mucha humedad. Como escort de lujo me entrego al máximo, me encanta fantasear .

Eulàlia Roig: ¿Cuéntanos, a que te dedicas? ¿Qué estilo de vida llevas?
Roser: Siempre he sido muy tradicional. Soy una cocinera creativa, me encanta la cocina. Una señora encantadora en el salón de mi casa y una escort amante fascinante en la cama.

Eulàlia Roig: ¿Qué coche tienes?
Roser: He nacido para que me lleven.
Eulàlia Roig: ¿Qué joyas usas?
Roser: En mi muñeca un Cartier. En mi mesa un Vega Sicilia y un buen Jabugo y en mi cama…¿quizás tú?

Eulàlia Roig: ¿Cómo te gustan los hombres?
Roser: Que tengan una mirada pícara…que sean interesantes e inteligentes. Pero sobretodo que sean generosos en la cama y fuera de ella.


Eulàlia Roig: ¿Qué fantasía te gustaría llevar a cabo con alguno de nuestros clientes de mi agencia de escorts de lujo?
Roser: Tener un encuentro fortuito e intenso con una mujer y en el momento de más intensidad que se uniera el caballero. El trío perfecto.

Eulàlia Roig: Los clubes de intercambio te fascinan ¿Por qué?
Roser: Porqué cada día que vas, es una experiencia diferente, no hay ni dos tardes iguales ni dos noches diferentes. Relacionarte con tu pareja, con las demás parejas,  jugar, recibir, ofrecer, el morbo y las sensaciones de allí dentro son indescriptibles.
Eulàlia Roig. ¿Cuéntanos una situación divertida allí?.
Roser: Un encuentro en un club de intercambio. Este club era una torre, varias plantas y la segunda,  una piscina. Salgo de la ducha, entro en la piscina y de espaldas me encuenro a mi acompañante. Lo giré hacia mi y le besé apasionadamente…. De repente me di cuenta de que no era mi acompañante, nuestras caras fueron un auténtico clamor…… después nos reímos mucho los tres y nos lo montamos en la piscina.

Suscribete a nuestra newsletter

Obtener promociones y descuentos, sólo para nuestros suscriptores.

¡ Gracias ! Próximamente recibirás nuestras promociones y novedades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR