Bienvenidos al bondage

Bienvenidos al bondage
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on Pinterest

Es la práctica erótica de atar cuerdas alrededor del cuerpo de una persona, vestida o desnuda. El fin es obtener una estimulación a menudo erótica, aunque el bondage también se practica en otros roles o escenarios que no tienen por objeto la satisfacción sexual directa, como los juegos de sumisión/dominación.

En el bondage se suelen utilizar cuerdas pero también es habitual sujetar a la persona pasiva mediante cintas, telas o esposas, y se suele complementar con el uso de mordazas o máscaras. ¿Qué tiene de caliente esta práctica? Depende del rol. La persona activa, la que ata, obtiene placer al ser la única que tiene el poder, al ser enteramente responsable del placer sexual de la pareja, en ocasiones al tener sometida a la otra persona. Para la persona pasiva o atada las sensaciones son las opuestas. La excitación proviene de liberarse de toda responsabilidad, de tener que someterse a todo lo que la otra persona quiera, a no poder huir de ese escenario porque está inmovilizada. Parte del juego del bondage para las personas pasivas consiste en intentar librarse de las ataduras, aún sabiendo que no pueden, en que suban sus niveles de adrenalina al verse en una situación de peligro aparente.

Las cuerdas, o lazos, o cinta americana, o lo que se quiera utilizar para inmovilizar a la persona, son también fuentes de placer. El roce, la fricción, las quemaduras a veces al intentar liberarse, contribuyen a alimentar el erotismo y la excitación. Un papel muy importante por supuesto es el de la persona activa, que puede usar todas las herramientas o juguetes a su alcance para estimular los órganos sexuales de la persona pasiva, que puede chuparla o rozarla o hacer lo que quiera porque en sus manos está el poder de esa relación sexual.

El bondage es una práctica muy extendida, con importante historia en los Estados Unidos y en Japón (donde se llama shibari) y que ha sido representada en varios productos culturales. Desde videoclips musicales a películas —la más reciente de ellas es ‘50 sombras de Grey’—, a literatura, magazines…

El bondage o arte del encordamiento es una práctica muy erótica y hay verdaderos apasionados y apasionadas de la liberación que representa, pese a que implica lo opuesto. Se trata de dejarse llevar por los sentidos y por el compañero, de dejarse ir por completo para disfrutar a fondo, muy a fondo, del sexo. Hazlo con nuestras escorts. Experimenta con nuestras chicas de compañía de Barcelona o de Madrid, sé el sumiso o sé el dueño que lleva las riendas en un tipo de sexo como no lo hayas vivido nunca. Eulalia Roig te va a dar lo que necesitas.

No te quedes con las ganas de experimentar y descubre el bondage en primera persona: con sus roces, con su adrenalina, con su sumisión y su dominio. Bienvenido al universo del placer.

 

Suscribete a nuestra newsletter

Obtener promociones y descuentos, sólo para nuestros suscriptores.

¡ Gracias ! Próximamente recibirás nuestras promociones y novedades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR